Felipe Zabala

Dharamsala, Himachal Pradesh, India

Cel: (+91) 8352996685

info@felipezabala.com

Por favor, corrige el formulario

6 × = veinte cuatro

requerido *

Archivos por etiqueta: fotografía

¿Cuánto cuestas, cuánto vales? (Segunda Parte)

Como presupuestar en fotografía sin joder al resto.

Parte II – Estructura de Presupuestación

Vamos a arrancar con la segunda parte del artículo de presupuestación, para quienes no hayan leído la primera parte, les sugiero que lo hagan ya que es más factible que comprendan porque vamos a hacer ciertas cosas con los números teniendo primero la base conceptual de presupuestar.

Bueno, como primer punto que vamos a analizar en este artículo es el tema de la generación de una Estructura de Costos, lo pongo así con mayúsculas y negritas porque me parece importante ante todo que se den cuenta que para presupuestar bien es primordial antes que nada que se tenga clara cuál es la estructura que se está utilizando.

Ahora, ¿a qué nos referimos con la estructura de costos? Pues básicamente hace alusión a todos los costos en los que incurrimos para lograr hacer un trabajo, si mis queridos amigos y colegas, HACER un trabajo cuesta plata, bienvenidos al mundo real.

¿Se acuerdan en la primera parte del gil que creía haber “ganado” 100 dólares?  Pues bueno lo MÍNIMO que podría haber hecho ese ingenuo personaje al cotizar un trabajo es preguntarles a sus viejos cuánto gastan en agua, luz, teléfono, internet, etc. y dividir los costos entre la cantidad de gente que habita en su casa para tener una idea de cuánto debería pagar él y así darse cuenta de que siempre hay costos que cubrir y esa forma de pensar es la que nos ayuda a cotizar de una forma OBJETIVA.

Pues bueno, ya sea que trabajen desde un hueco en el piso o en una oficina bien puesta, es importante tener una estructura de costos y saber que los siguientes factores determinan tu precio.

-          Lo legal

-          Lo estructural

-          El valor agregado

Lo legal o también fiscal, hace referencia todas las obligaciones que tenemos que cumplir con los diferentes organismos estatales o regionales para efectuar nuestro trabajo como quien dice “con todas las de la ley”, es decir,  pagar impuestos, dar facturas, registrar las transacciones en libros de contaduría, etc.

Lo estructural viene a ser todo lo que gastemos en generar un lugar o un espacio apto para el desempeño de nuestro trabajo, vale decir, un estudio u oficina donde tengamos que trabajar. Una vez más, trabajar desde la casa de tus viejos no es excusa para pretender que no hay que pagar costos, siempre lo hay, solo que te estás haciendo el loco de pagarlos porque vives de la manga de tus viejos.

El valor agregado es algo que ya mencionábamos anteriormente y tiene mucho que ver con el producto que podemos prometer y entregar a un cliente. Este valor tiende a ser algo subjetivo, y tiene mucho que ver con el estatus que tenemos, la percepción de nuestro trabajo por los demás y el nivel en el que nos queremos posicionar. Está de más decir que es jodido ponerle un número a lo que creemos valer como profesionales, pero en general es una cuestión de criterio que se va afianzando a medida que nos comenzamos a desempeñar como profesionales serios.

Evidentemente uno no puede ser cínico de inflar un presupuesto con el “valor agregado” si tu oficina es un cuarto oscuro de 2×2 en el cual tienes una mesa y una silla y tus equipos son lámparas de velador montadas con scotch en un trípode… seguro puedes hacer buenas fotos con eso, pero el valor agregado tiene mucho que ver con la imagen que presentas a tus clientes y como ellos finalmente te perciben en relación a lo que les proyectas y lo que les entregas.

terrypatito

Es evidente que en este rubro, quien eres, y qué es lo que hiciste para llegar a serlo, tiene que ver mucho con cuanto puedes llegar a cobrar, a ojo cerrado puedes decir que Terry Richardson será mejor pagado que cualquier estudio marca patito por la imagen que este señor ha creado de sí mismo en la industria, INCLUSO si es que el estudio patito hace MEJORES fotos (técnicamente) que Terry, él tiene su valor agregado bien puesto.

Este segundo punto también es importante, una vez que hago funcionar mi esquema de presupuestario y tengo clarísimo cuanto tengo que cobrar para no salir perdiendo ni joder al resto, es OBVIO que tengo que poner en práctica un criterio muy importante, que es el saber quién es mi cliente. Muchas veces los clientes hacen el numerito de mosquitos muertos, que no tienen ni un mango para pagar nada, a mí me tocó incluso una empresa con tiendas en 6 ciudades de Bolivia que pretendían hacerme bajar los pantalones diciéndome que son una “empresa familiar” y que no manejan presupuestos altos. Por favor… No caigamos en esas tonterías, a veces es mejor pasar un trabajo a que le vean a uno la cara de gil, pero innegablemente existen ALGUNAS ocasiones en las que hay que agachar cabeza PERO teniendo en cuenta un resultado a mediano plazo, tengan siempre en cuenta el flujograma de la primera parte del artículo.

Bueno, ahora si entramos a los números y para hacerlo lo primero que tenemos que tener claro un concepto muy importante: el punto de equilibrio.

Hallar correctamente el punto de equilibrio para un empresa de servicios y particularmente una que no tiene una cartera de productos bien estructurada y definida es algo BIEN jodido, y como yo no quiero meterme a darles una clase de contabilidad de costos les voy explicar la idea GENERAL de esta práctica y luego les tiro un par de enlaces en los que pueden ver bien a detalle de que se trata.

Pero bueno, en un castellano que se pueda entender: el punto de equilibrio se encuentra cuando todo lo que te ingresa de plata llega a cubrir todo lo que gastas. Ni ganas, ni pierdes.

Para los más matemáticos aquí les dejo una gráfica y una fórmula para que les cierre mejor.

punto-de-equilibrio_formulas punto-de-equilibrio3

Ahora les dejo un par de enlaces para que puedan profundizar el tema:

http://www.elblogsalmon.com/conceptos-de-economia/el-punto-de-equilibrio-y-su-importancia-estrategica

http://pabloreiterfernandez.blogspot.com.ar/2011/08/calculo-del-punto-de-equilibrio.html

Bueno, entonces manos a la obra, lo primero que tienen que hacer es hallar los costos totales lo mejor es comenzar por todas las cosas que se tienen que pagar en un mes normal, entre ellas pueden estar:

  • Sueldo Fotógrafo
  • Sueldo Retocador
  • Sueldo Asistente
  • Alquiler Oficina
  • Alquiler Estudio
  • Internet
  • Teléfono
  • Luz
  • Página Web
  • Contador
  • Previsiones
  • Amortizaciones

Se preguntarán que es “amortizaciones”  y bueno, en lo personal yo lo tomo como un monto mediante el cual voy “ahorrando” en cierto modo plata para cubrir los costos de mis equipos y poder reemplazarlos cuando concluyan su ciclo o cuando haya una eventualidad, en lo personal renuevo equipos cada 2 o 3 años aproximadamente de modo que tomo en cuenta ese tiempo y el monto que tengo que amortizar para actualizar mis cosas.

En el tema de sueldos, para los que están comenzando, ¡ASIGNENSÉ UN SUELDO! No importa si es un salario mínimo, o el monto que quieren tener a fin de mes para irse de joda un fin de semana, la cosa es que entiendan que a la larga tienen que pagar ese sueldo tal vez a alguien más así que contabilícenlo aunque hagan todo el trabajo ustedes mismos.

Dependiendo de cómo lo manejan, el Sueldo Asistente y Alquiler Estudio pueden ser costos variables si solo los llegan a usar en algunos proyectos. Ahora veamos algunos otros costos variables en los que podrían incurrir.

  • Impresión/Revelado
  • CDs
  • DVDs
  • Viáticos
  • Fondos

Bueno, ¡ahora sí! Vamos de una vez a ver el método de presupuestanción, antes que nada descárguense este pequeño archivo:

Esquema Presupuestación

Y se los explico

tabala

En la parte de la izquierda tenemos primero un cuadro con todos los costos fijos partiendo con los sueldos (o el sueldo si es uno solo el que trabaja), si es que realmente no tienen ni la más mínima noción de cuanto asignarse de sueldo les recomiendo preguntar algún compañero del rubro o de alguno similar (diseño o publicidad son buenas referencias) cuánto ganan en una empresa. Luego de los sueldos vienen los alquileres, seguidos de los costos estructurales básicos (internet, teléfono, etc.), gastos administrativos como ser un contador o un abogado para gastos legales, finalmente tenemos previsiones y amortizaciones para completar la tabla de costos.

Inmediatamente después de eso está una lista que es la clave de toda esta metodología de presupuestación así que con el riesgo de alargarme mucho, la voy a explicar bien.

Básicamente en esta lista sacamos los costos/hora de cada categoría de modo que es importante saber que significa cada una:

Horas efectivas.- Son la cantidad de horas en un mes que pueden ser trabajadas de manera efectiva y eficiente, es el resultado de multiplicar 7.5 horas diarias (seamos honesto, nadie trabaja las 8 completas) por los cinco días de la semana (si trabajan sábados obviamente es por seis), y luego multiplicamos por 4 semanas al mes.

Todos los costo/hora dependen de su estructura, por ejemplo si una sola persona trabaja en el negocio y debe hacer todo solo/a entonces se debe dividir su tiempo en porcentajes, por ejemplo: el 10% lo dedica a gestión, 10% a creatividad, 25% operativas fotografía, 45% operativas retoque, 10% de seguimiento, entonces en cada categoría se debe sacar ese porcentaje.

Estructura.- Es uso de todo lo que tenga que ver con el espacio físico, la infraestructura necesaria para hacer fotografía, para obtener este valor restamos de los costos, los sueldos y el valor resultante lo dividimos entre las horas efectivas.

Gestión.- El tiempo de gestión es básicamente aquel que se utiliza para las reuniones, acercamientos, envío de propuestas, reuniones de preproducción, todo lo que involucra las cosas previas a hacer las fotos. El valor se toma del porcentaje que se le asigna al fotógrafo o al ejecutivo para hacer gestión, dividido entre las horas efectivas.

Creatividad.- Ese maravilloso momento en el que nos damos el lujo de sentarnos con un buen café (a veces una cerveza) y pensar cómo vamos a resolverle ese problema fotográfico al cliente, que concepto usar para lograr una buena imagen, que ambiente crear con la iluminación, que tipo de acting queremos ver en la gente, entre otras cosas. Es el resultado del porcentaje asignado al fotógrafo (y puede ser también al retocador) para creatividad dividido entre las horas efectivas.

Operativas.- El tiempo que se emplea en hacer el trabajo, las horas que pasas en el estudio sacando las fotos o sentado en la computadora retocando las fotos. Es el resultado del porcentaje asignado al fotógrafo y al retocador para hacer el trabajo operativo, dividido entre las horas efectivas.

Seguimiento.- Es básicamente todo lo que se hace luego de haber terminado el trabajo, enviar las fotos a producir, hacer control de impresión, hablar con el cliente para ver si todo está bien, solucionar algún problema, etc. Se obtiene el valor del sueldo ya sea del fotógrafo o del ejecutivo por el porcentaje asignado, dividido entre las horas efectivas.

¡Y listo! Una vez que obtienen todos los costos/hora pueden llenar los valores en la tabla de la derecha, pero para esto y para darles algunos ejemplos, les dejo este video porque ya me cansé de escribir y seguro ustedes se cansaron de leer.

¿Cuánto cuestas, cuánto vales? (Primera Parte)

Como presupuestar en fotografía sin joder al resto.

Hola todos,

Antes que nada quiero hacer unas cuantas aclaraciones respecto al texto que más adelante les presento:

Como primera instancia, el método que voy a mostrar para presupuestar en este caso es un método que YO personalmente uso, si no les gusta, si no les parece, si no les cierra… no lo usen, el método en sí no está en discusión ni debate.

En segundo lugar, voy a usar un lenguaje un tanto más suelto de lo que normalmente usaría al escribir un artículo para mi blog, ya que este es un tema que me interesa y apasiona bastante de modo que me voy a tomar la libertad de decir las cosas como me salgan (como bien pueden ver en el título de la nota).

En tercer lugar, decidí separar este tema en dos partes, básicamente porque en la primera parte quiero hablar de los conceptos generales que me parece se deben afianzar antes de llegar a hacer números y obviamente porque la segunda parte está llena de números y la explicación de cómo usarlos, de modo que prefiero separarla para tenerla aislada y bien ilustrada con un par de casos.

Finalmente espero que este texto pueda servir como referencia a aquellos que comienzan a embarcarse en la ardua tarea de convertirse en un profesional de la fotografía. A quienes ya tienen más experiencia los invito a intercambiar ideas y compartir también su manera de hacer las cosas ya que esa es la única forma en la que todos podemos crecer y aprender. Les aclaro sin embargo que esto no es algo que DEBEN hacer y DEBEN seguir, es más que nada una guía que en mi experiencia, sirve para tener las cosas un poco más claras.

Bien, empecemos.

Parte 1 – Conceptos Generales
En realidad todo este artículo sale de una charla que di en el marco del primer Congreso Internacional de Diseño 2012 en la ciudad de Cochabamba, durante esa charla intenté hacerles comprender a los jóvenes diseñadores algo clave al momento de presupuestar, para contárselos ahora a ustedes aprovecho de usar un hecho anecdótico que se dio en esa oportunidad:

En un punto de la charla dije – A ver chicos, si es que mañana viene un abogado y les pide que le hagan un “loguito” bien “bonito”, ¿cuánto le van a cobrar?

A lo que uno de los chicos responde – Y bueno… depende quien sea el abogado, pero algo así como 100 dólares, porque ese es más o menos el precio del mercado para “un loguito”.

A lo que yo le respondo – Bueno, excelente querido colega, queda usted contratado, hágame el “loguito” aquí están sus 100 dólares.

Ahora… puede alguien decirme, ¿cuánta plata acaba de ganar el señor aquí presente?

Todos se me quedan mirando con cara de “este tipo es tarado” hasta que una niña se atreve a responder con un tono condescendiente – El ganó lo que le dijo… justamente los 100 dólares que le acaban de pagar.

Bueno a partir de eso, uno se da cuenta que estamos bastante jodidos al momento de hablar de plata, números y cifras, y al final de cuentas tiene sentido, estudiamos para lograr buenas imágenes y la contabilidad se la dejamos a quien nos pueda dar una mano, pero la verdad es que a veces toca tener dos dedos de frente y dos huevos de sobra para poder cobrar bien a un cliente y ADEMÁS saber qué hacer con esa plata.

Dejemos un rato la anécdota de lado (no se preocupen ya la retomaremos más adelante) y hablemos un momento de tres cosas que me parecen primordiales para ir por un buen camino en la vía profesional.

  • Respeto
  • Pensamiento Empresarial
  • Valor

Respeto
Partamos con esta imagen:

FOTOGRAFO

Y si… es muy gracioso ver memes de las distintas profesiones en internet y cagarse un poco de risa al sentirse identificados, pero hablando enserio, una de las tareas más importantes que deberíamos tener (aparte de hacer fotos buenas) es el generar un respeto y reconocimiento de la profesión.

La verdad, es indignante ver a los (llamémoslos) fotógrafos junior haciéndose “changuear” con un cliente para que les baje el precio, soportando argumentos como el clásico “son solo dos fotitos”, el ingenuo “tu solo tienes que hacer las tomas y te vas” o el universal “vamos a poner tu nombre y te vas a hacer famoso”. Pero esto sucede en parte por el poco respeto que se le tiene a la fotografía y sinceramente mucha de la culpa la tenemos los fotógrafos, al hacernos ver muchas veces como “artistas” y no como Hombres de Negocio.

En cierto sentido muchos de los problemas al momento de enviar una cotización o negociar una propuesta con el cliente pueden ser solucionados si como profesionales aprendemos a respetarnos y comenzamos a cambiar esa imagen que tiene la sociedad (y nuestras madres) de nosotros.

Pensamiento Empresarial
¿Se acuerdan del gil que pensaba que cuando un cliente le paga 100 dólares por un trabajo, inmediatamente puede decir que “ha ganado 100 dólares”?

Bueno si se ponen a pensar, si él es un chico de 20 años que sigue en la U, viviendo en la casa de sus viejos y que además son tan buenos tipos que le compraron una compu para que pueda hacer sus tareas, es natural que su inexperta e ingenua mirada le haga pensar que esos 100 dolares se van directamente a su bolsillo para luego irse de joda el fin de semana… Lamentablemente el mundo real no es así.

Un pequeño dato gente – y lo pongo en mayúsculas para que se den cuenta que les estoy gritando:

EL INGRESO Y LA GANANCIA NO SON LO MISMO

En el mundo real si alguien te da 100 dólares por haber hecho un trabajo eso NO significa que hayas ganado 100 dólares, ya que tienes pagar el alquiler, la luz, el agua, el internet, tus impuestos y los intereses del préstamo que te hiciste para comprar tus equipos, con lo cual esos 100 dolarsitos no te van alcanzar ni para un bom bom bum cuando todo lo demás esté cubierto.

Todavía no vamos a entrar a detalle en números, ese no es el punto aquí, el punto es que entiendan que detrás de todo negocio hay una estructura que lo soporta, de modo que no importa si están trabajando desde el sótano de la casa de sus padres o si alquilan tres pisos en un edificio en la zona más “high” del país, es importante saber pensar como empresarios y tener una idea de los costos en los que pueden incurrir para hacer un trabajo.

Además de todo esto, el pensamiento empresarial implica dos cualidades que deben ser tomadas en cuenta:

  • Formalidad
  • Responsabilidad

Cuando encaren un trabajo, hagan que su propuesta sea lo más formal posible, de ese modo el cliente deja de verlos como un hippie hediondo que se compró una cámara y se hace al artista bohemio, diseñen una proforma, estructuren su cotización, redacten un contrato, todo esto ayuda a los clientes a verlos con un mejor ojo.

Tengan también la seriedad de realizar el trabajo de la manera más responsable posible, cumpliendo con todos las necesidades y cumpliendo las expectativas del cliente, solo de este modo conseguirán algo de respeto en esta profesión.

Valor
Para cerrar esta primera parte de esta nota, hablemos un poco del valor en un par de sus definiciones.

Mona Lisa

Ahí vemos una imagen de la Gioconda de Leonardo da Vinci, más conocida como la Mona Lisa, una pieza de arte de la cual no vale pena contar mucho ya que la conoce el mundo entero.

Ahora, en teoría la Mona Lisa tiene un precio aproximado de 700 millones de dólares, no es que alguien vaya a ir a Louvre con su carrito de compras y llevarse el famoso cuadro al salir, pero bueno ese es su precio.

Sin embargo al hablar de valor, podemos decir sin equivocarnos que la Gioconda es una pieza INVALUABLE ya que si el día de mañana algún imbécil decide prenderle fuego y dejar en su lugar 700 millones de dólares, la verdad es que toda es montaña de dinero no llegará a cubrir el valor que tiene esa pieza de arte para la humanidad como un elemento de cultura y apreciación (nadie va a ir al museo a ver una pila de dinero).

De modo que cuando hablamos de valor, nos referimos a algo un tanto más intangible que un billete de 100 dólares, según su definición: Cualidad, virtud o utilidad que hacen que algo o alguien sean apreciados.

Por lo tanto, para un fotógrafo, su valor estará implícito en la calidad de su imagen (por ejemplo) o en alguna otra cualidad que lo haga digno de apreciación. Y es muy importante saber que como profesionales valemos, ya que ese también es un punto fuerte al buscar el respeto a la profesión.
Finalmente, la fotografía… ¿cuesta?

OBVIO que cuesta, tiene MUCHOS costos implícitos en realidad y para los idiotas que piensan que no… bueno les dejo un pequeño esquema que a mí me parece FABULOSO y que ilustra en forma de un flujograma, cuando se debería trabajar gratis.

 

Copyright Jessica Hische 2011

Copyright Jessica Hische 2011

Pueden verlo mejor aquí.

Bueno gente, eso es todo por ahora, quédense conectados y pendientes que muy pronto subo la segunda parte del artículo que incluirá un par de métodos de presupuestación, un archivo de Excel que pueden “calibrar” según su realidad para sacar presupuestos, y probablemente un video que les enseñe a usarlo (porque ya me duelen los dedos de tanto escribir) además de un par de casos ejemplares para que quede bien claro cómo aplicar este método.

¡Saludos!
Felipe Zabala

¿Es la luz TAN importante?

En muchas entrevistas y conversaciones con colegas fotógrafos he escuchado decir que en la fotografía lo más importante que existe es la luz, y bueno, la verdad es que teniendo en cuenta el funcionamiento de una cámara y el hecho de que ésta básicamente captura la luz, esta acepción tiene algo de cierta.

Como fotógrafos tenemos una relación apasionada con la iluminación, la luz es un elemento que nos atrae, nos inspira, nos genera todo tipo de sensaciones y definitivamente nos ayuda a crear cierto ambiente en una fotografía, y si bien la luz en un factor clave para conseguir una buena imagen, sinceramente creo que está muy lejos de ser “todo”.

Me parece que es importante alejarse del cliché, de la respuesta pre programada, del eufemismo, de lo romántico y recordar que muchas de las fotografías más famosas del mundo no necesariamente tienen la mejor iluminación que uno pudiera desear, tomen por ejemplo la siguiente fotografía:

Albert Einstein Arthur Sasse © Bettmann/CORBIS

Albert Einstein
Arthur Sasse © Bettmann/CORBIS

Una imagen mundialmente conocida, una fotografía que fue vista y comentada en todo el planeta, una imagen que dio la vuelta al mundo y que hoy en día se convirtió en un icono, una fotografía que muestra a uno de los grandes genios de nuestro tiempo en una expresión divertida e irreverente, una toma que será siempre referencia y recordatorio de este gran personaje.

Ahora, volviendo al punto que nos interesa: ¿Es la luz en esta fotografía realmente un factor que hizo que la imagen capte tanto la atención? Yo creo que no. En este caso la luz es un factor que permitió al fotógrafo exponer adecuadamente y captar lo que se encontraba frente a su lente, y en realidad lo que hizo tan famosa a esta toma es el momento, la situación, el personaje y la historia que existe detrás de toda la escena.

Esta fotografía es el ejemplo perfecto pero está lejos de ser el único. Existen un sin número de fotografías que son bastante reconocidas pero que no lo son únicamente porque fueron iluminadas exquisitamente sino por el contenido y el significado que estas traen consigo.

Como fotógrafo de moda, siempre me gusta estar en completo control de la iluminación, recurriendo a la luz artificial del flash, rebotando o modificando la luz natural para acomodarse a mis necesidades, en fin, haciendo que la luz quede lo mejor posible para una toma; pero al final de día una buena fotografía dependerá de la interacción con el/la modelo, el trabajo en equipo que se realice con maquilladores, peinadores y estilistas, y obviamente, el concepto que se tenga detrás de la imagen.

En resumen, lo que quiero decir con esta nota es que puedes hacer una foto impactante e impresionante sin una iluminación “ideal”, como también puedes tener la luz más bella del mundo ante tu cámara y un objeto o sujeto que realmente no transmite nada, es por eso que dejo a consideración de mis colegas el seguir diciendo que en la fotografía la luz es lo más importante ya que en mi opinión, iluminar es solo el principio del trabajo.

Y ustedes, ¿Qué opinan?